Silla salvaescaleras curva en Carcaixent

Silla salvaescaleras curva Helenia en Carcaixent aparcada abierta abajo

José contactó con Simotec Elevación porque necesitaba cuanto antes una silla salvaescaleras curva. Vio nuestra información en una ortopedia del municipio de Carcaixent, cerca de donde tenía su vivienda. Su esposa y él, que empezaban a tener problemas de movilidad, querían una solución de accesibilidad para poder subir y bajar las escaleras de su casa. Según nos comentó José cuando nos llamó, la idea era instalar cuanto antes una silla salvaescaleras similar a la que habían visto en nuestro folleto, por lo que concertamos una visita comercial para el día siguiente.

Nuestro compañero de ventas habló con José de las diferentes alternativas disponibles para escaleras con curvas. Supo detectar en la visita, que la prioridad para el cliente en este caso, era que el resultado de la instalación tanto tecnológico y funcional, como estético, tuviera la máxima calidad. Les presentó entonces un presupuesto sin compromiso, con nuestra silla curva modelo Helenia, puesto que era una solución que respondía perfectamente a las preferencias de los clientes.  

Su escalera tenía una configuración bastante sencilla, de hecho sólo teníamos que salvar una altura, con una curva a mitad de recorrido, en forma de ele y un inicio completamente estándar. Sin embargo, el tramo final a salvar tenía una peculiaridad y es que el último era un escalón compensado y no permitía un desembarque seguro, así que tuvimos que estudiar muy bien cómo optimizar esa irregularidad para hacer viable el proyecto, sin olvidar en ningún caso que en todas las instalaciones de Simotec la seguridad del cliente es lo más importante.

Las dos soluciones planteadas por nuestro equipo técnico, para que los clientes pudieran realizar una maniobra de desembarque con comodidad y de forma totalmente segura, pasaban por aumentar la superficie de apoyo en el último escalón. Esto podía hacerse de forma definitiva con una sencilla obra de albañilería, o bien con una superficie adicional móvil, por la que finalmente se decantaron y que pidieron construir a un amigo carpintero. La pieza cumplió perfectamente con su cometido y nuestros clientes no se vieron obligados a modificar su escalera.

El proyecto se llevó a cabo con total precisión y conforme a lo acordado con José y su esposa, la puesta en marcha del pedido se hizo inmediatamente al recibir la aceptación de la oferta. Nuestros clientes habían tomado la decisión de contar con una silla salvaescaleras y del mismo modo que nos habían expresado ellos, nuestro objetivo es que la pudieran disfrutar cuanto antes.

Quedaron muy contentos y así se lo expresaron a nuestro compañero técnico tras la instalación, poniendo en relieve lo cómodo que subir las escaleras con la silla elevadora y lo bonita que había quedado su escalera. Desde Simotec agradecemos que los clientes nos expresen su alegría al contar con una de nuestras soluciones de elevación y estamos encantados de que su experiencia sea tan positiva.