Saltar al contenido

Silla salvaescaleras en Picassent

    Silla_Salvaescaleras_Afrodita_Simotec_destacada

    El pasado mes de Mayo, nos llamó Yuli, después de ver nuestro número de teléfono en la furgoneta de la empresa, para consultar acerca de las soluciones de accesibilidad que podíamos ofrecerle. Concretamente quería un presupuesto de instalación de una silla salvaescaleras para su casa en Picassent.

    Los problemas de movilidad de su hija, con varias operaciones de cadera en su historial, le obligaban a buscar un sistema salvaescaleras para hacer accesible el tramo de escalera que separaba la planta baja, antiguo bar familiar, del primer piso donde estaba la entrada a la vivienda.

    Yuli quería un sube escaleras que ofreciera las máximas garantías y pudiera ser instalado por el exterior de la escalera, pese a la columna situada al inicio de la misma y al extenso rellano que existía entre una planta y otra. Aunque hubiera que considerar estos condicionantes, se trataba de una configuración que nos permitía barajar cualquier opción de sillas salvaescaleras curvas de nuestro catálogo.

    Nuestro responsable comercial de zona, teniendo en cuenta las preferencias de la clienta, en cuanto a tapizado y diseño, además de sistema doble raíl, así como la facilidad de adaptación de la guía a la configuración específica de su escalera, le recomendó nuestro modelo de silla elevadora Afrodita.

    En la misma visita comercial, tras recibir la información completa y características técnicas de cada modelo y repasar detenidamente los conceptos de los presupuesto planteados, Yuli confirmó su pedido, optando por la silla sube-escaleras recomendada. Al día siguiente se realizó la correspondiente medición para preparar los planos y así poder poner el raíl del salvaescaleras en producción, a medida del espacio en que iba a ser instalado.

    Yuli quería que la instalación se hiciera por la parte externa de su escalera. Por ese motivo, la configuración de la guía de su silla elevadora debía empezar con una doble curva para salvar una columna, continuando con un tramo de nueve escalones divididos por un pequeño rellano intermedio, un nuevo rellano donde la silla giraría para encarar un segundo tramo de nueve peldaños más, para terminar con el raíl en recto ajustado al último escalón, para un desembarque en perfectas condiciones de seguridad.

    Cuando terminó la fabricación del raíl y la silla salvaescaleras estuvo lista para ser instalada, contactamos con la clienta y programamos el montaje para el día siguiente. Durante el proceso de instalación de la máquina no surgieron imprevistos y nuestros técnicos dejaron el sistema sube-escaleras funcionando sin problemas.

    En todo momento la clienta se ha mostrado muy agradecida por el asesoramiento y atención del equipo Simotec, lo que nos hace estar muy orgullosos de contar con un nuevo proyecto de éxito y una nueva clienta satisfecha.