Silla salvaescaleras curva mono-raíl Helenia, instalada en casa unifamiliar en Alcácer.

Silla salvaescaleras curva Helenia de Simotec en Alcácer

Julián buscaba una solución de accesibilidad para su vivienda de dos alturas, que contaba con una escalera de compleja configuración y pronunciada pendiente. Su intención era encontrar una silla salvaescaleras que no le diera problemas, por lo que no pretendía comprar lo más barato del mercado, pero sí una solución con una buena relación calidad-precio.

El proyecto presentaba ciertas características que lo hacían peculiar, no sólo por tratarse de una escalera muy empinada, con curvas irregulares, sino por la cercanía de una puerta de paso al inicio del recorrido y un incómodo obstáculo, una puerta al llegar a la primera planta, que habría que atravesar para poder salvar la totalidad de los escalones hasta la segunda planta.

Para poder ofrecer a Julián las mejores prestaciones, presupuestamos nuestra silla salvaescaleras curva mono-raíl de gama alta, modelo Helenia, con la que podíamos dar solución a todas las particularidades del recorrido y las dificultades que este proyecto implicaba.

Otras empresas le habían dicho que la única opción era contar con una silla en cada planta, salvo que quisiese quitar la puerta de separación entre plantas, cosa que a Julián no le convencía en absoluto.

Atendiendo a sus preferencias, nosotros le planteamos una interesante alternativa: una incisión en la puerta del tamaño suficiente para que el raíl la pudiera atravesar. De esta manera conseguíamos que una única silla salvaescaleras pudiera hacer todo el recorrido hasta la segunda planta y Julián podía conservar su puerta. Además incluimos un inicio reducido, juntando el primer tramo del raíl al primer escalón, para dejar el paso libre a la puerta situada en la zona de parking inferior.

El resultado fue del todo satisfactorio para Simotec y también para nuestro cliente, quien aprovechó el día de la entrega de la instalación para agradecernos la dedicación de todo el equipo, apuntando “me habéis atendido todos muy bien, desde el mismo día en que me cogió vuestra compañera el teléfono, cuando os dije que quería un presupuesto hasta hoy, que ya tengo mi silla salvaescaleras instalada. Muchas gracias!”