Silla salvaescaleras de exterior en Cullera

Silla salvaescaleras curva de exterior modelo Atenea de Simotec

Jacqueline contactó con nosotros y otras dos empresas dedicadas a la accesibilidad que aparecieron en internet cuando buscó por sillas salvaescaleras en Valencia. Necesitaba una solución de accesibilidad para su marido, cuya movilidad estaba muy limitada. Ellos vivían en un chalet en Cullera, con una imponente escalera exterior de más de 17 metros que recorría las diferentes alturas que daban acceso a piscina, jardín y vivienda.  

Con una configuración de esas características, la mejor opción era instalar un sistema sube-escaleras de gran potencia, preparado para intemperie y muy resistente a las inclemencias meteorológicas.

Nuestra recomendación fue el modelo de silla salvaescaleras curva Atenea, una solución de gama alta, de tecnología alemana, con la que sin duda podríamos ofrecer los mejores resultados en funcionamiento, pese a la complejidad del proyecto. Lo que teníamos muy presente, es que cualquier sube escaleras instalado al exterior, en una ubicación como Cullera, debía contar con materiales de la más alta calidad porque iba a exponerse al salitre del mar, que es altamente corrosivo.  

Al presentar nuestro proyecto a Jacqueline, comprendió la importancia de instalar una solución de calidad y aceptó la oferta, con la intención de ampliar su contrato con Simotec para una nueva instalación en el interior de su vivienda, si quedaba contenta con el resultado.

Así fue como nuestros clientes volvieron a contar con nosotros unos meses después de haber realizado esta primera instalación y nos solicitaron un salvaescaleras de interior. En esta ocasión, aconsejamos una sencilla silla salvaescaleras recta hasta la primera planta, con el primer tramo de raíl abatible, ya que había que dejar paso libre hacia una puerta en el lateral de la zona de parking inferior. Todo fue según lo esperado y Jacqueline y su marido quedaron muy satisfechos.  

Cuando nuestro técnico acabó la instalación, Jacqueline le comentó “menos mal que nos decidimos a llamaros, estamos contentísimos con el salvaescaleras y con vuestro trabajo. Muchas gracias”