Silla salvaescaleras Helenia


Helenia es una elegante y cómoda silla salvaescaleras diseñada para salvar hasta las más complejas configuraciones curvas, que se instala sobre un discreto raíl único.

Características

  • Instalación rápida, limpia y sin obras
  • Funcionamiento con baterías
  • Desplazamientos silenciosos y suaves
  • Innovación: Raíl de 6 cm de diámetro
  • Capacidad de carga: hasta 125 kg
  • Sensores anti-obstáculos
  • Cómodo asiento giratorio
  • Opción de desplazarse de espaldas
  • Reposapiés de plegado automático
  • Cinturón de seguridad retráctil
  • Gran variedad de acabados a elegir
  • Mando a distancia
  • Tecnología de vanguardia

Innovación y diseño

Con su innovador raíl de sólo 6 cm de diámetro, Helenia se convierte en la silla de instalación más discreta del mercado. Por su amplia selección de acabados cromáticos y materiales, unido a un exclusivo y moderno diseño, es una excelente solución de accesibilidad para los clientes más exigentes, que además de calidad, fiabilidad y tecnología de vanguardia, buscan un perfecto equilibrio estético, en armonía con el espacio existente.

Confort y fiabilidad

El modelo Helenia cuenta con todos los sistemas de seguridad exigidos por normativa europea, dotándole de la máxima fiabilidad en funcionamiento: sensores de detección de obstáculos, dispositivo anti-aplastamiento, sistema de control de velocidad y de exceso de inclinación. Además su ergonómico asiento giratorio, cinturón retráctil, reposapiés de plegado automático y sencillo mando a distancia, permiten al usuario desplazarse por las escaleras con la máxima comodidad.

Calidad, tecnología y estética

La silla salvaescalera Helenia destaca por su alta calidad estética y tecnológica. Cuenta con materiales de gran durabilidad y resistencia. Su potente motor ofrece las máximas prestaciones, incluso en las configuraciones técnicamente más exigentes.

Perfecta adaptación al espacio

Helenia es muy flexible, pudiendo ser instalada en las escaleras con las configuraciones más complejas. Gracias a su opción de asiento giratorio automático de doble posición, el usuario se desplaza de espaldas ocupando un espacio mínimo, lo que la hace especialmente adecuada en escaleras muy estrechas. Su capacidad de elevación alcanza a superar escaleras particularmente inclinadas (con un grado de inclinación de hasta 75º). Su especial opción de salida reducida y su innovador raíl de sólo 6 cm de diámetro permite la mínima intrusión de la silla en la escalera.

Galería