Silla salvaescaleras Afrodita

Afrodita está diseñada para salvar tramos de escaleras curvas, de forma cómoda y segura, con un desplazamiento suave y silencioso.

Características

  • Instalación rápida, limpia y sin obras
  • Ahorro eléctrico: Funcionamiento con baterías
  • Desplazamientos silenciosos y suaves
  • Pantalla de diagnóstico digital
  • Capacidad de carga: hasta 160 kg
  • Sensores anti-obstáculos
  • Cómodo asiento giratorio (opción automático)
  • Cinturón de seguridad retráctil
  • Mando a distancia

Calidad y seguridad

Afrodita cumple con todas las exigencias en materia de seguridad a nivel europeo. Para su instalación, sus soportes se fijan a los escalones, lo que ofrece una total estabilidad y garantiza un desplazamiento seguro y sin vibraciones. En movimiento, sus múltiples sensores de detección de obstáculos evitan cualquier riesgo de colisión. El usuario dispone además de un cómodo asiento giratorio que facilita el desembarque y un práctico cinturón ajustable para ofrecer la máxima seguridad durante el recorrido.

Utilización fácil e intuitiva

Está dotada de un sencillo mando ergonómico de pulsación mantenida y pantalla de diagnóstico digital para conocer el estado del salvaescaleras en todo momento. Gracias a su llave de seguridad, su uso queda restringido únicamente a personas autorizadas.

Comodidad y diseño

El modelo Afrodita cuenta con un cómodo mando a distancia, que permite activar cómodamente el salvaescaleras.
La silla se despliega con una simple palanca manual, situada bajo el asiento. Finalizado el recorrido, el usuario dispone de un práctico sistema de asiento giratorio para poder desembarcar de la silla de forma fácil y segura.
Además, su cuidado diseño, con elegantes líneas y un amplio abanico de opciones cromáticas, hacen de Afrodita la mejor solución para quienes buscan un sistema funcional y estético.

Adaptación al espacio

El modelo Afrodita es muy flexible, por lo que se ajusta de forma óptima incluso en escaleras con las curvas más complejas.
Su plegado completo de brazos, asiento y reposapiés, permite dejar el salvaescaleras en posición de parada, ocupando el mínimo espacio. De esta forma la escalera puede ser compartida con el resto de usuarios con total comodidad.

Galería